Cristalizado de suelos

En el cristalizado de suelos, a diferencia del abrillantado, se aplica una capa de cristal transparente mucho más resistente que en los otros procedimientos.

La aplicación del cristalizado de suelos es aplicable principalmente en suelos calcáreos y su principal ventaja es el brillo con acabado de espejo, un menor mantenimiento y la alta durabilidad.

Las superficies tratadas con el método de cristalizado facilitan su mantenimiento diario simplemente con el uso del aspirador o la clásica mopa y un lavado periódico con agua y jabón neutro.

Otras de las principales ventajas del cristalizado del suelo reside en la posibilidad de repetir el procedimiento las veces que se desee sin que afecte al suelo, ya que el desgaste ocurre en la superficie cristalizada.