Mosaico de Nolla

La cerámica o gres Nolla es un suelo con una gran dureza y prestaciones. Es el equivalente al granito debido a su proceso de fabricación, en el que las piezas se cuecen a 1.300 grados, lo que dota a este pavimento de una gran dureza.

Son un tesoro aquellos lugares que tienen este tipo de mosaico, ya que los convierte en un espacio mágico.

El origen de este preciado mosaico modernista viene de Inglaterra en 1857, y fue introducido por Miguel de Nolla en 1865 en Valencia, donde empezó su producción.

Se utilizó en el revestimiento del piso de muchos edificios emblemáticos del modernismo catalán, el modernismo valenciano y el modernismo en Cartagena.